miércoles, 27 de abril de 2011

Matrimonio Gay no encuentra Respaldo en Comunidad Latina N.Y


Con el objetivo de impulsar una propuesta de ley que permita la legalidad de la unión matrimonial entre personas de un mismo sexo, un grupo de activistas de los derechos de los homosexuales se reunió hoy con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lo que provocó la reacción inmediata de algunos funcionarios electos de la comunidad hispana.

Según una información suministrada por algunos colaboradores muy cercanos a Cuomo, el primer ejecutivo estatal se comprometió a impulsar un proyecto que sería presentado el próximo verano ante el senado.

El anuncio provocó, de inmediato, la reacción de algunos funcionarios que, como el senador Rubén Díaz, aseguran que a pesar de los resultados evacuados de algunas encuestas realizadas en los últimos días y que indican que el 60 por ciento de los neoyorkinos apoyan este tipo de unión conyugal, la gran mayoría de la comunidad latina no está de acuerdo con una ley que legalice el matrimonio entre personas gays.

Por otro lado, los activistas pro-gays, como Pedro Julio Serrano, del Grupo de Trabajo Nacional de Gays y Lesbianas (NGLTF), por sus siglas en inglés, manifestaron públicamente estar en desacuerdo con una ley federal, apoyada abiertamente por el presidente Barack Obama que define el casamiento como la unión matrimonial entre un hombre y una mujer, la que calificaron como "inconstitucional".
A pesar de la existencia de dicha ley, Serrano aseguró sentirse confiado de que la reunión con el gobernador Andrew Cuomo ayudará a superar los escollos para lograr la unión legal entre personas de la misma orientación sexual y abre el camino para impulsar la ya mencionada propuesta.

En ese sentido, el activista de los derechos de los homosexuales dijo que "ahora los políticos de Nueva York no tienen excusa para no aprobar la ley", y señaló que en la actualidad, las encuestas nacionales y estatales indican que los estadounidenses están a favor de la igualdad en el matrimonio.

Serrano afirmó que esta ley se debió aprobar desde hace mucho tiempo y recordó que en el 2009, cuando la legislatura estatal estaba liderada por los demócratas, el proyecto de ley para legalizar el matrimonio entre les personas del mismo sexo fue rechazado por la mayoría de los senadores.

"Ahora las cosas son diferentes", señaló el activista. "En la votación del 2009, ocho senadores demócratas se opusieron a la medida y ahora con republicanos en el control y el apoyo de Cuomo, los resultados serán diferentes".

Indicó que las organizaciones que luchan por los derechos de los homosexuales, además de cabildear para legalizar el matrimonio entre gays, también tienen el compromiso de trabajar para lograr que el congreso de Nueva York derogue la Ley de Defensa del Matrimonio entre un hombre y una mujer, promulgada en 1996.

Por el otro extremo, están los que se oponen al matrimonio entre homosexuales y entienden que, por sus principios, religiosos o familiares, jamás darían su respaldo a un proyecto impulsado con el interés de legalizar la unión conyugal de dos personas de la misma tendencia sexual.

En esa posición se identificó el senador estatal por Partido Republicano Rubén Díaz, quien además es reverendo de una iglesia, que tronó en contra de la posibilidad de que el congreso de Nueva York legalice la relación matrimonial entre gays.
Díaz dudó de los resultados emanados de una encuesta realizada recientemente en la gran urbe, según los cuales, el 60 por ciento de los neoyorkinos aprueban la legalización del matrimonio entre homosexuales y aseguró que esos resultados no se corresponden con la opinión de la comunidad latina, la que según advirtió, todavía se identifica con la unión entre un hombre y una mujer.

"Si le preguntan a los latinos, es más a la gente, que si apoyan el matrimonio entre dos hombres, les contestarán claramente que no", manifestó el senador estatal.

No hay comentarios:

TRANSSADOMINICANA.COM EN YOUTOBE

Loading...