lunes, 4 de julio de 2011

Gays, lesbianas y bisexuales exigen respeto al Estado y a la sociedad



Decenas de representantes de organizaciones apoyan a la Comunidad LGTBI de República Dominicana




SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La Comunidad Lesbiana, Gay, Transexual, Travesti, Bisexual e Intersexual (LGTBI) de República Dominicana reclamó este domingo que el Estado Dominicano, sus instituciones y autoridades respeten el derecho a libertad de preferencia sexual y la identidad de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas.


Asimismo, reclamaron respeto de parte de las iglesias Católica y Evangélica, de la Policía Nacional y de las escuelas y universidades públicas y privadas. La Comunidad LGTBI basa sus reclamos en los artículos 30, 40 y 43 de la Constitución de la República Dominicana.


Denunciaron que desde que un gay o una lesbianas es identificada en un espacio público, los policías se acercan con la intensión de extorsionarlos. De igual manera denunciaron que en los centros educativos es tanta la burla y la discriminación negativa, que los jóvenes de la Comunidad LGTBI se ven precisados en muchos casos a abandonar sus estudios, y que lo mismo ocurre en centros de trabajo.


Dijeron que en muchos países, entre los cuales se encuentra Estados Unidos, ya se ha aprobado el matrimonio entre parejas de un mismo sexo, y que igual debía hacerse en la República Dominicana.


El reclamo fue hecho por más de veinte organizaciones de la Comunidad LGTBI de República Dominicana, provenientes de la capital y de las provincias, que participaron en la Caravana del Orgullo Gay Dominicano 2011, que se llevó a cabo en el Distrito Nacional.


En un documento que distribuido a los medios de comunicación, las entidades organizadora de la actividad, entre las que se encuentra Amigos Siempre Amigos, que dirige Leonardo Sánchez, expresa:


“Salimos a las calles a expresar el orgullo que sentimos de ser lo que somos, seres humanos dignos y dignas, hombres y mujeres libres, dotados, al igual que los heterosexuales de valores y talentos, y por ende poseedores del mismo derecho a ejercer plenamente nuestra ciudadanía sin ningún tipo de discriminación por nuestra orientación sexual e identidad de género”.


Proclamaron que la homosexualidad dejó de ser considerada como una enfermedad mental o un trastorno de la conducta, científicamente, hace más de 30 años, y sin embargo en la República Dominicana se quiere apartar a quienes tienen esa preferencia sexual y asumen dignamente esa identidad.


“Sufrimos en carne viva el vejamen de los que, amparados en la falta de institucionalidad de nuestro país y en el dogmatismo predominante en el sistema educativo, promueven la exclusión y la invisibilización del colectivo GLBT de los diferentes ámbitos de la sociedad por medio de distorsión, de las infamias y de la promoción del desprecio”, precisaron.


Dijeron que sus familias sufren junto a ellos el peso del estigma con el que les ha marcado, sólo por ser diferentes a la mayoría.


También denunciaron que el odio a la Comunidad LGTBI está tan arraigado, que no es raro que hombres y mujeres de esa colectividad sean asesinados, vejados o golpeados, sin que las autoridades hagan el esfuerzo por hacer justicia. Según Leonardo Sánchez, en sólo 24 meses han sido asesinados 24 integrantes de la Comunidad LGTBI, y ninguno de los casos ha sido llevados hasta las últimas consecuencias en los tribunales de justicia.


Sufren odio de las iglesias


Recientemente, el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, Fray Santiago Bautista, descalificó a los gays, lesbianas y personas de otras preferencias no heterosexuales para poder ser católicos y recibir la eucaristía o comunión, al tiempo que llamó a alejarlos de la Zona Colonial, por considerar que son personas “desviadas” y “libertinas”.


El sacerdote se mostró escandalizado porque en el Parque Duarte de la Zona Colonial se reúnen personas de la Comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) varias veces a la semana, y llamó a los vecinos del lugar a hacer algo para alejarlas.


Calificó a las personas LGTB de “desviadas”, que deberían buscar otro lugar para su esparcimiento “libertino”.


El religioso argumentó que la Zona Colonial es un patrimonio histórico y turístico, y no puede ser tomado como lugar de tolerancia para gays y lesbianas, al tiempo que llamó a “la conciencia” de los vecinos del sector “para que se haga algo” para alejarlos.


Fiesta de la diversidad


En la actividad, que recorrió gran parte de la avenida George Washington, en el Malecón de Santo Domingo, también participaron grupos de activistas de los derechos humanos que se identifican con la causa de la Comunidad LGTBI.


La actividad, programada para comenzar a las 2 de la tarde, comenzó casi una hora más tarde. Además del Malecón pasó por las calles y avenidas Abraham Lincoln, José Contreras, Comandante Jiménez Moya, Winston Churchill, John F. Kennedy, Máximo Gómez, 27 de Febrero, Duarte, Padre Billini, Arzobispo Meriño.


Los gays y lesbianas dominicanos exhibieron diversos vestidos.Vistiendo vistosos atuendos, los gays y lesbianas exhibieron globos de los colores que identifican al movimiento LGTBI a nivel internacional, además de pancartas con mensajes de reclamo de sus derechos y de respeto por la diversidad.


Asimismo, unos se vistieron con trajes de novias, otros se pintaron los rostros, y muchos simplemente llevaron sus atuendos habituales.


El desfile se llevó a cabo en vehículos y a pie. Contrario a otros años, fue menor el número de curiosos que acudieron a observar el desfile. De igual manera no se presentaron incidentes que entorpecieran la actividad.


Bajo el lema "Orgullo LGTB Dominicano 2011", los organizadores convocaron a las personas de preferencia sexual no hetero y a quienes siendo heterosexuales se identifica con los reclamos de igualdad, derecho y justicia de los hombres y mujeres de la comunidad LGTB en República Dominicana y en el mundo.

No hay comentarios:

TRANSSADOMINICANA.COM EN YOUTOBE

Loading...